martes, 7 de junio de 2011

CORNELIA PRÜFER-STORCKS


La ministra botarate,
con intelecto cretino,
le echó la culpa al pepino,
al pimiento y al tomate.
¿Cabe mayor disparate?

Quizá floja de intestino,
en medio del desbarate,
quiso zanjar el debate
y se la cargó el pepino.
¿Cabe mayor desatino?

Mujer de método incierto
mentecata y caradura
que culpas a la verdura
que se cultiva en mi huerto.
¿Cabe mayor desacierto?

¿Dónde tienes la cabeza
si con criterio mezquino
haces culpable al pepino
aun sin tener la certeza?
¿Cabe más grande torpeza?

Mujer fatua y achulada,
sin lechuga y cebollino,
sin tomate y sin pepino,
¿qué pones en la ensalada?
¿Cabe mayor patochada?

Tu insolente disparate
aún está trayendo cola
porque a la huerta española
ya no habrá quien la rescate.
¿Cabe más grande dislate?

Pues si que cabe, jolín.
Que nos libre San Fermín
de las llamas del infierno
porque nuestro desgobierno
ha delegado en Pajín.
¿Cabe mayor adoquín?

LdP

6 comentarios:

Tannhäuser dijo...

Pues yo me inclino a pensar
que no ha sido un desatino
dicho para calumniar
el de la “fraukomisar”
cuando ha hablado de “pepino”;

la traducción, esto tiene,
no fue proceder falsario,
dijo “pepino”, es palmario,
porque el alemán no tiene
la EÑE en su abecedario

Más grave es, a todas luces,
que este gobierno inmoral
nombre tamaño animal
como Pajín, me hago cruces,
“pepinera nacional”.

Javier dijo...

Buen repaso le ha dado usted al tema, D. Love, pero: ¿No le parece que sería mejor terminar con una quintilla para mantener el ritmo de las estrofas anteriores? Por ejemplo, así:

Que nos libre San Fermín
de las llamas del infierno
porque nuestro desgobierno
ha delegado en Pajín.
¿Cabe alguien más afín?

Un abrazo y… considere usted lo que considere, siempre seguirá estando bien considerado.

Love de Pega dijo...

No le falta razón,
Don Javier, pero la última estrofa es conclusiva, y además quería que apareciese el "sí que cabe". Creía que sus críticas vendrían más por acabar las quintillas con un pareado, pero esto también lo consideré y al final decidí dejarlas así. Algunas veces hay que romper con las normas, ¿no le parece? Un abrazo, como siempre agradecido.

Maribeluca dijo...

Un cacho carne con ojos la hamburguesa Cornelia

Jason dijo...

Ese es el problema de poner a mujeres solo por la cuota.

iNtERMitENtE iMpERtiNENtE dijo...

A partir de ahora ya saben dónde está ese lugar siniestro y lógrebo dónde amargan los pepinos...

En Hamburgo.