viernes, 9 de diciembre de 2011

CHARLIZE

En cuestión de mujeres, Charlize Theron es una de mis debilidades. Siento por ella, desde hace años, una especie de amor platónico que mi mujer me perdona porque se parece a ella. Ahora me entero de que para rodar atrevidas escenas de contenido sexual utiliza el alcohol como desinhibidor. ¿No es entrañable?
No obstante, por lo que parece, debe de haber abusado de esta práctica, pues en la foto de más abajo, claramente está con el mono.


Soy tan sumisa y moral,
tan recatada y decente
que hacer de mujer ardiente
me da un terror colosal;
si hago una toma sexual,
y en la escena me acojono
primero me pongo a tono
y ruedo mansa y tranquila
con dos vasos de tequila
y un litro de anís del mono.


LdP

4 comentarios:

Tannhäuser dijo...

Me acaba de sorprender
y casi pegarme un susto,
coincidimos en el gusto
por esta bella mujer
que en escenas de placer,
para poderse calmar,
tiene por norma empinar
la botella o la petaca,
lo que aunque cause resaca
siempre viene a relajar.


Ciertamente, es una preciosidad y como bien se ve en la foto, le da al anís (del mono).

Gulliver dijo...

Maravillosa Charlize, amigo Love. Los grumetes de la Argos de Santiago González la tenemos como mascarón de proa de nuestra nave y le hemos dedicado un himno:

En el mar hay una nave
y en la nave una neverra
y en la nevera una birra
que a los grumetes espera

Y la birra tiene espuma
como el mar en la tormenta,
cual el agua que sacuden
los grumetes cuando reman.

Por allí viene mi Argos
Que la conozco en la vela
y en la proa que engalana
una preciosa sirena

Saludémosla gozosos
y aclamemos su esperón
donde luce cual estrella
la simpar Charlize Therón

Monsieur de Sans-Foy dijo...

Otro tanto hará el galán
que comparta con la diva
(siempre tan provocativa)
el apasionante plan
de enroscarse en un diván:
Para salir del apuro,
le hará falta, a buen seguro,
con la chica allí, sin ropa,
empezar con una copa
de coñac... o de bromuro.

Joana Navarro dijo...

Una comprensible debilidad, amigo Love, aunque sinceramente, no existe mujer alguna capaz de perdonal tal desliz. Vamos, que no, que yo no te lo perdonaría.
Las únicas debilidades permitidas son aquellas relacionadas con el futbol o el cicislmo, ninguna más.