viernes, 7 de noviembre de 2014

PODEMOS... VENDER ESLÓGANES

Ustedes me perdonarán, pero yo voy a intentar sacarme un sobresueldo que me ayude a superar esta crisis puñetera que tanto se está alargando ya. Se me ha ocurrido que puedo utilizar mi enorme tirón en twitter (94 seguidores hasta la fecha) para lanzar eslóganes dirigidos a los partidos que se presenten a las próximas elecciones, ya que éstas se vaticinan muy reñidas y una buena campaña también pasa por saber elegir las frases que más se van a corear.
Empiezo con este eslogan en forma de soneto, que quizá sea un poquito largo, lo admito, pero si saben de alguna formación política interesada, por favor, que se pongan en contacto conmigo.


Podemos arrasar en los comicios
qué importa si eso causa suspicacias,
podemos devastar las democracias
buscando nuestros propios beneficios.

Podemos imponer mil sacrificios
a las pudientes clases más reacias,
podemos saquear aristocracias
expropiando a los nobles y patricios.

Podemos traicionar a nuestros socios,
podemos prosperar en los negocios,
qué importa si inspiramos sus desprecios.

Podemos confiscar cien mil palacios,
podemos convencer a los reacios,
qué culpa tengo yo, si son tan necios.

                                             LdP

2 comentarios:

Tannhäuser dijo...

D. Love, creo que los eslóganes que podrían vender eston camándulas, serían algo así, en plan de recuento de efectivos (la que se nos viene encima).

¿El voto? para quien se lo trabaja,
¿la casta y el poder?, es de la izquierda
¿banqueros y arriolistas?, ¡a la mierda!;
¿los fachas?, aún, están con la caraja.

¿La Iglesia?, ya tenemos su mortaja;
¿la unidad nacional?, ni se recuerda,
¿la masa?, por la LOGSE es ciega y lerda
¿y la lengua española?, está tartaja.

- ¿Qué quieres que te diga, Monedero?
tenemos un paisaje favorable,
pues todo en la nación nos favorece.

-Si, claro, eso es verdad, mas... coletero,
la chusma nuestra, a fuer de despreciable,
va a conseguir que yo, de miedo, rece.

Olímpico Misántropo dijo...

ME QUITO EL SOMBRERO ANTE TAN GRANDES POETAS. Y CUÁNTA RAZÓN TIENEN VUESTRAS MERCEDES. ESO ES LO MALO...

QUEDA A SUS PIES,

UN CAVERNARIO CAPITALINO Y FASCISTA IRREDENTO