lunes, 2 de agosto de 2010

QUÉ LEER


La misma indecisión cada verano,
como ya sucediera en El Quijote,
hoy me siento barbero y sacerdote
calibrando Amadises de antemano.

Con filo y precisión de cirujano
me encuentro sopesando cada lote,
intentando ordenar este guisote
con esmero y paciencia de artesano.

Elegir cada agosto la lectura
me acosa cual pendiente asignatura
causándome aflicción y algún desvelo,

receloso de autores bien extraños,
me temo terminar como otros años
leyendo a Zipi y Zape y Mortadelo.

LdP


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ponerte un 10, supongo que simplemente será uno más que añadir a la colección, pero no se me ocurre
algo más que un 10 en general pero para " El Epitafio" un 10+1
Después de unos dias de vacaciones sin telediarios ni noticiosos, me entero de como va el país leyendo tu blog.
Creo que si Zapa y sus secuaces al igual que Rajoy y los suyos se pasasen por aquí, tendráin al menos
la oportunidad de reflexionar y de ser un poco más instruidos y seguramente un poco menos mamones.
Me preguntaba, porqué, trabajos como el tuyo o el de Tannhäuser que no le va a la zaga ,no tienen millones de seguidores
y la inmediata respuesta está en que es dificil competir con esos programas alienizantes que se encargan de hacer
realidad la profecía de que : cada día que amanece el número de tontos crece.
He encontrado otra respuesta en que mientras vosotros escribís en el eter, el fascismo, escribe sobre
marmol, y cuando la estupidez se escribe sobre marmol es más contundente. Te envío foto comprobante de lo que te digo.
Así que vuestra labor de cultura y pedagogía no puede competir con la estupidez esculpida a cincel y martillo.
Te envío otra foto tambien de estos dias de vacaciones que al menos te hará sonreir.
Fernan

elena dijo...

No tienen nada de malo ni Mortadelo y Filemón ni Zipi y Zape, le recomiendo los publicados en la década de los setenta, en mi humilde opinión, los mejores, sobre todo en la calidad del dibujo. Fue la mejor época de Ibañez, y Escobar estaba ya algo decadente pero aún tenía chispa.
Un afectuoso saludo.

Love de Pega dijo...

Completamente de acuerdo, amiga Elena. No hay nada malo en leer a Zipi y Zape o Mortadelo. Todavía lo hago y he aficionado a mis hijos. Soy de los que piensan que tras tebeos y los cómics vienen los libros.