domingo, 22 de mayo de 2011

CAER DEL GUINDO

"Apoyo a los indignados". Le ha faltado pedir perdón, en nombre de todos los del sindicato de la ceja, por pasados posicionamientos políticos de apoyo a quien sabían que no era la solución de nada. A lo mejor es que tampoco veían el problema. A mí hay veces que esta gente puede llegar a parecerme hasta entrañable.


El manchego, por fin, cayó en la cuenta,
que aquel 11 de marzo, un esperpento
surgió de un acto vil, infame y cruento
paradigma de práctica violenta.


Dramático y confuso nos presenta
lo que parece ser un “me arrepiento”
no es mala ideología, de momento,
ampararse en el sol que más calienta.


Discurso habitual de ciencia infusa,
lo tiene por costumbre este sujeto
y a nadie extraña ya la labia abstrusa,


de quien quiso vendernos el panfleto
de aquél que aspiró a ser hipotenusa
y no llegó a pasar ni de cateto.


LdP

10 comentarios:

Javier dijo...

D: Love: Dice usted en el último verso:
"y no llegó a pasar de vil cateto".
Hombre, yo creo que los catetos pueden ser serviles cuando se trata de contentar al señorito de turno pero no viles. ¿Te parece bien cambiar este verso por:
"y apenas se quedó en servil cateto"?

Un abrazo y... muy acertado el soneto. Enhorabuena.

Love de Pega dijo...

D. Javier, relea el soneto y verá que ese último verso no se refiere al director manchego. Éste lo que pretendió fue vendernos el panfleto de aquél (otro) que aspiró a ser hipotenusa y no pasó de cateto, o sea, ese otro que sale con la boina más abajo. ¿No queda claro en la estrofa? De cualquier manera, gracias por sus palabras y por sus críticas. Ya le he reiterado muchas veces que, por su tono y acierto, siempre enriquecen. Un abrazo.

Javier dijo...

Buena corrección pero yo me refería al servicio que presta a los "señoritos" de los sindicatos mayoritarios sin cuyo apoyo no habría durado dos telediarios..

Un abrazo.

Tannhäuser dijo...

Resultas fuerte emético, manchego,
igual que los demás de tu calaña
parásita que medra, hoy, en España,
tornada ecosistema del borrego.

No te vengas haciendo, ahora, el noruego,
mirando en derredor, de forma extraña;
esbirro y altavoz de la patraña,
mereces, por sectario, ir al talego.

Apoyas, ¡cómo no!, a los “indignados”
mas solo a los que a cuenta de la izquierda
están, por nuestras plazas, acampados,

pues sabes bien que son los de tu cuerda
y en parte, están por ti, adoctrinados;
conque iros todos juntos a la mierda.

Tannhäuser dijo...

D. Love:

Como a mí la democracia me aburre, ando un poco falto de inspiración, y lo único que se me ha ocurrido en dos días ha sido el soneto de mi comentario precedente, así que si no tiene inconveniente, lo voy a reproducir en mi casa que ultimamente la tengo muy prosáica.

Love de Pega dijo...

Cómo no, amigo Tann, es usted muy dueño, porque además es fruto de su inventiva. Adelante y no desfallezca, que los acontecimientos merecen sus heraldos y trovadores. Un abrazo.

iNtERMitENtE iMpERtiNENtE dijo...

El movimiento de las acampadas, comenzó el "buen" día en el que el PP y CiU (con nocturnidad y alevosía) votaron a favor la Ley Sinde. Desde entonces el colectivo Nolesvotes, ha andado dando por saco y elaborando el caldo de cultivo para que posteriormente, haya fructificado en esta campestre protesta perrofláutica.

Luego los "indignados" son, en origen, esos piratas a los que tanto odian en la SGAE y por el que tanto cariño tiene ahora uno de sus referentes, Almodóvar.

Repase el bueno de Pedro la historia que no se la sabe. Una vez más, ése, (la Historia) es su punto débil...

Gulliver dijo...

No tengo nada claro, amigo Love, que Almodóvar, haya racionalizado sus errores.

Me gustaba su cine (no todo), pero cada vez me interesa menos. Creo que el personaje está devorando al creador.

Love de Pega dijo...

Pues a mí, amigo Gulliver, me pasa como a usted. Me entretienen algunas de sus películas y en su día creí merecido el óscar por Hable con ella, aunque su filmografía completa no sea como para tirar cohetes. Quizá ahora se haya endiosado y como dice usted, el personaje esté devorando al creador.

Neus dijo...

Los dos últimos versos pasan a mi libro de frases con tu firma y con tu venia.