miércoles, 26 de mayo de 2010

TRANQUI, TRONCO

UN DOMINICANO DE 45 AÑOS SUFRE UN ATAQUE DE PRIAPISMO DURANTE 27 DÍAS.



Cilindro colosal, columna obscena
que brota con pasión de adolescente,
cimborrio que pasó el cuarto creciente
y entró de sopetón en luna llena.

Cipote que de duro se envenena,
enhiesto, tenso, erguido y consistente,
que se alza sin razón, improcedente
y acaba con necrosis o gangrena.

Dislate, desacierto, desvarío,
ingenio ineficaz, campo baldío
que no siempre se puede relajar,

ataja tu ansiedad, detén tu brío
si quieres conservar tu poderío
y echa el freno que pueden amputar.

LdP

2 comentarios:

Javier dijo...

Yo siempre dije que los cíclopes no tenían nada de mitológicos.

Un abrazo.

iNtERMitENtE iMpERtiNENtE dijo...

No sea que lo desmoches,
riégalo con aguas frías.
Muchos...veintisiete días,
y quinientas noches...